Respetando el desarrollo armónico de la personalidad del niño/a, consideramos que educarles en más de un idioma tiene innumerables beneficios: favorece el desarrollo de la percepción auditiva, aumenta la capacidad para resolver problemas, fomentan el desarrollo de mentes más flexibles y analíticas, aumenta la capacidad de ejecución mental, se está más protegido contra la neurodegeneración en la vejez.

Las últimas investigaciones han demostrado que las lenguas que se adquieren en edades tempranas se sitúan en el lóbulo frontal del cerebro, en áreas comunes con las lenguas nativas, lo que permite que los niños puedan llegar a ser bilingües. Además, nacemos con una gran capacidad de percibir y pronunciar sonidos y con los mecanismos necesarios para adquirir la lengua materna, por lo que sólo en la infancia tenemos la posibilidad de potenciar el multilingüismo sin que para los niños/as suponga un esfuerzo.

Community language learning: Este método estimula a los niños/as a aprender el idioma de una manera comunicativa, no queremos que nuestros alumnos/as aprendan vocabulario de manera aislada, sino que sepan cuándo y cómo utilizarlo, de acuerdo al contexto, para expresar sus ideas y necesidades (como aprenden el idioma materno).

Feedback & Eliciting: a través de estas estrategias metodológicas podemos verificar si los niños/as comprenden lo que han oído o se les ha pedido, podemos corregir los errores y, principalmente, son un recurso estupendo para animar a los niños a expresarse en inglés.

Natural assimilation: nuestro proyecto de inglés se desarrolla en paralelo al de español para que los niños trabajen los mismos conceptos en ambos idiomas. Esto permite que la exposición al segundo idioma sea mucho más significativa para ellos y que las profesoras de inglés puedan comunicarse únicamente en esta lengua, sin recurrir a la traducción.

English environment: para potenciar una exposición completa al segundo idioma no debemos centrarnos sólo en las clases formales, sino que creamos un ambiente bilingüe: las profesoras de inglés hablan en este idioma entre ellas y con los niños en el patio, comedores, pasillos…, toda la decoración se escribe en ambos idiomas, celebramos fiestas anglosajonas como Halloween, etc.

Uno de los principales problemas que nos encontramos a la hora de aprender inglés es que no existe una relación directa entre los sonidos y las letras, esto nos dificulta la comprensión, la pronunciación y la lectoescritura.

A través del programa de Synthetic Phonics, enseñamos a los niños/as los 44 fonemas propios de la lengua inglesa, que se construyen con tan sólo 26 letras.

En un proceso de aprendizaje continuo, desde bebés hasta los 6 años, los niños van asimilando los distintos fonemas y asentando las bases necesarias para que en el futuro aprendan a leer y escribir como hacen los niños nativos.

Con bebés nuestro único objetivo es trabajar el oído a través de la estimulación auditiva.

Durante el Masaje Shantala, en el que los niños se muestra abiertos a todos los estímulos sensoriales, escuchamos los distintos fonemas del inglés, sonidos instrumentales y música clásica.

Con los grupos de un año impartimos más de una hora diaria de inglés, en la que nuestro objetivo principal es que los niños/as se diviertan en contacto con este idioma.

A través de juegos y «action songs» trabajamos la comprensión del idioma y, mediante la escucha activa, trabajamos los fonemas de la lengua inglesa.

En las aulas de 2 años aumentamos las horas de inglés a dos horas diarias. Con esta edad alcanzamos una comprensión total del idioma y fomentamos la expresión animando a los niños/as a decir palabras y frases sencillas en situaciones interesantes para ellos.

Hacemos una gran uso de TPR (Total Physical Response) activities puesto que los movimientos corporales incrementan la retención de nuevos aprendizajes al involucrar el hemisferio derecho del cerebro. Por ello, trabajamos la comprensión y adquisición de conceptos a través de ejercicios físicos, expresión corporal, dramatización, juegos.

Seguimos trabajando synthetic phonics para que los niños asimilen los fonemas del inglés escuchando los sonidos de manera aislada, su uso en palabras y con canciones específicas para cada fonema.

A partir de los 3 años impartimos la mitad de la jornada en inglés. Nos parece importante que los niños vean este idioma como una herramienta más para comunicarse, por lo que no sólo lo usan en el aula sino en cualquier contacto con las «teachers» (patios, comedores…).

Seguimos reforzando la comprensión y potenciamos mucho más la expresión; para ello introducimos actividades en inglés como Arts & Crafts & creativity, Experiences, Values Education, Psychomotor activyties.

También con esta edad adquiere mayor importancia la adquisición de los fonemas a través del programa Synthetic Phonics. Comenzamos a relacionar fonemas con su grafía para trabajar la pre-lectura y la pre- escritura a través de: flashcards, action cards, phonemes dice, blending cards…

En este curso, además de las actividades propias de inglés para el 2o ciclo (Arts & Crafts & creativity, Experiences, Values Education, Psychomotor activities), introducimos Role-plays para potenciar la expresión oral de los niños/as.

A través del programa de synthetic phonics llegan a conocer el 50% de los fonemas y con ellos son capaces de utilizar recursos como blending (formar palabras) o segmenting (deletrear y escribir).

En el último curso de infantil queremos que nuestros niños/as sean capaces de expresarse en inglés con fluiduz, por lo que introducimos diversos juegos lingüísticos para que aprendan a utilizar el inglés de manera espontánea, sin tener que pensar en las correctas formas de expresión, es decir, aprenden hablando.

Con el programa de synthetic phonics terminan conociendo los 44 fonemas, con una base muy sólida para la lectoescritura en inglés y con una gramática correcta.