Este último curso del primer ciclo de educación infantil, supone todo un reto para nosotras pues nos gusta preparar a nuestros niños/as para la nueva etapa, ya sea en Cabás o en otro centro. Por ello, nos parece muy importante:

  • Que aprendan a comer de todo, solitos y con la mayor limpieza posible.
  • Que adquieran hábitos de higiene y autonomía: aprender a controlar esfínteres, ponerse el abrigo, lavarse las manos…

Gracias a nuestras amplias instalaciones, nuestros niños pueden salir todos los días del año al patio, cuentan con sala de psicomotricidad y pueden cambiar de ambiente para descansar y retomar el interés en los juegos propuestos.

Los últimos estudios de la neurociencia demuestran que sólo puede ser verdaderamente aprendido aquello que llama la atención y genera emoción, sin emoción no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje ni memoria. Para motivar e ilusionar a nuestros niños llevamos a cabo un proyecto globalizador en el que los niños descubren todos los contenidos a través de los cuentos. Sus personajes y sus aventuras nos ayudan a descubrir emociones, valores, canciones…, y con ellos trabajamos psicomotricidad, música, estimulación sensorial, del lenguaje, conocimiento del entorno y del propio cuerpo, etc. Todo de una manera muy lúdica y activa a través del juego y el movimiento.