La situación de confinamiento ha sido especialmente difícil para la infancia pues se vieron privados de una parte fundamental de su desarrollo, el contacto con la naturaleza, por ello este curso llevamos a cabo un Proyecto, con los alumnos de 3 a 6 años, dedicado a la Naturaleza y el Reciclaje, con el objetivo de que los niños pasen más tiempo al aire libre, aprendan sobre medioambiente y elaboren materiales reciclados con los que trabajar nociones de otras materias, globalizando así la educación.

Comenzamos el proyecto con una actividad que nos ha ayudado a realizar una reflexión sobre nuestra misión para este curso. En ella hemos establecido un paralelismo entre la función de las familias y la escuela, con la función de los productores que trabajan la tierra invirtiendo su tiempo y recursos para acompañar con paciencia el crecimiento de sus plantas y sus cultivos.

Después de pasear por el jardín de la escuela, observando los diferentes tutores para plantas que tenemos colocados en el huerto, hemos iniciado el diálogo y la reflexión, hasta lograr que descubran la similitud de su función con la de los profesores y las familias como guías de su formación y desarrollo.

Este será nuestro desafío como educadores y como escuela, ser esa guía desde el primer momento, preparando “la tierra” trabajándola y abonándola hasta que sea el momento de sembrar. Y aunque tal vez haya granizo, sequía o tempestades, como tutores siempre estaremos a su lado para sujetarlos aún más fuerte cuando sea necesario. Esperamos contar con vuestro apoyo para afrontar este apasionante proceso.