Muchas familias tienen dudas respecto a la reincorporación de los niños a la escuela, por ello queremos contaros como estamos organizando la vuelta a Cabás.

Desde que el Gobierno anunció la apertura de las escuelas en la fase 2, han sido muchas las informaciones confusas al respecto. A día de hoy, parece que la decisión de la apertura está en manos de las CCAA y, en el caso de Madrid, todo apunta a que la apertura sí se llevará a cabo.

De momento hemos recibido unas muy breves recomendaciones para abrir la escuela en fase 1 para temas administrativos (sin alumnado); durante esta fase prepararemos el centro para la vuelta y organizaremos las pertenencias de los alumnos para que podáis recogerlas (pañales, libros, etc.), os concretaremos que día y en que horario podréis venir.

Seguimos sin recibir una normativa oficial específica para la etapa de infantil en fase 2, desconocemos si se mantiene la exigencia de que ambos progenitores deben trabajar presencialmente para que puedan traer a los niños. Tampoco sabemos si se va a modificar la ratio, lo único que sabemos es que las escuelas infantiles públicas y los centros concertados están matriculando la totalidad de plazas para septiembre, por lo que, entendemos, mantendrán la misma ratio.

Aún sin normativa, en Cabás estamos preparando con sensatez y cautela el regreso, para actuar de una manera responsable que nos permita continuar atendiendo las necesidades educativas, psicológicas, sociales y afectivas de los pequeños, respetando todas las recomendaciones indicadas por la OMS (empezando por una desinfección por nebulizaciones con viricidas específicos).

Nuestro próximo desafío pasa por mostrar afecto a través de nuestra postura corporal, gestos, expresión facial, sonrisa y la mirada. Pero sin duda el mayor reto al que nos enfrentamos es enseñar a los pequeños cómo relacionarse en tiempos de distanciamiento físico, algo difícil pero no imposible. Nuestra escuela cuenta con varias ventajas para ello:

  • Unas aulas muy amplias de aproximadamente 40 m2.
  • Aseo dentro de las aulas para que todos los niños puedan lavarse las manos después de cada actividad.
  • Sala de psicomotricidad y sala de usos múltiples que nos permitirían desglosar grupos en caso de necesidad.
  • Muchísimo jardín sombreado y patio cubierto para poder hacer actividades al aire libre.
  • Numeroso personal que nos permitiría afrontar una disminución de ratio.
  • En 2º ciclo, donde la ratio es mayor, llevamos varios años trabajando por debajo de 25 niños y así seguiremos haciéndolo.

Conocéis nuestra filosofía de trabajo, exigente y responsable, no dudéis que en estas circunstancias la escuela y todo el equipo estará preparado para ofrecer un entorno lo más seguro posible. Como ya os adelantamos, pronto organizaremos un webinar para explicaros todo el protocolo desarrollado y aclarar las dudas que os puedan surgir. Dicho protocolo estará en vigor tanto ahora como en septiembre y se irá mejorando con la experiencia del día a día.