Así nos da la bienvenida nuestro huerto escolar, los niños disfrutan muchísimo recolectando la cosecha, incluso los de dos añitos están muy pendientes de ver si hay algo que recoger 🙂